Mi Pedal De Embrague No Regresa: Solución Y Consejos!

En un cambio de marchas (velocidades) manual o en una palanca de cambios, el embrague es lo que te permite cambiar de marcha. Se conecta a un pedal en el suelo mediante un cable o un eslabón hidráulico. El cable y el eslabón hidráulico proporcionan el retorno automático para que después de pulsar el pedal vuelva a su posición correcta y el embrague vuelva a encajar. Sigue leyendo y aprende por qué el pedal de embrague no regresa y como repararlo.

La mayoría de los coches de hoy en día tienen un interbloqueo en el embrague, por lo que se le impide arrancar el coche si el embrague está conectado. Si el embrague no regresa, es posible que no puedas arrancar el automóvil, y es casi seguro que no podrás conducir a ninguna parte si lo hace. Afortunadamente, es posible que puedas arreglar temporalmente el embrague para que pueda llegar a un taller de reparación.

Índice de Contenidos
  1. Arreglar el pedal de embrague que no regresa
    1. Consejos

Arreglar el pedal de embrague que no regresa

Cómo solucionar el pedal de embrague que no regresa
Cómo solucionar problema con el pedal de embrague que no regresa

Para reparar el  pedal de embrague que no regresa solo sigue los siguientes pasos:

  1. Pisa el pedal del embrague para intentar volver a subirlo. A veces esto creará suficiente presión para que funcione el tiempo suficiente para que puedas regresar a casa.

  1. Abre la tapa y añade líquido de embrague al depósito. La ubicación variará dependiendo de la marca y el modelo. Llena el depósito hasta el nivel recomendado y bombea el embrague para sacar el aire del sistema. También observa el líquido para ver si se ve sucio o turbio. El fluido sucio y turbio es un síntoma de una fuga en algún lugar del sistema.

  1. Comprueba si hay fugas en el cilindro maestro y en el cilindro esclavo. Mira alrededor de los sellos para ver si hay manchas que puedan ser evidencia de que el líquido está saliendo. También busca abolladuras, grietas u otros daños que puedan sugerir un problema.

  1. Comprueba que el cable del embrague no esté estirado ni roto. Debes comprobar la parte posterior del pedal y asegurarte de que el cable está conectado a la parte posterior. Asegúrate también de que el cable sigue conectado a la parte superior del embrague. Sin tensión en él, el cable puede soltarse de cualquier lugar.

Con estos pasos podrás arreglar el pedal de embrague que no regresa de manera temporal.

Consejos

Las reparaciones a la mayoría de estos problemas te llevarán a tu casa o a un centro de reparaciones, pero no son reparaciones permanentes.

Puedes conducir el coche arrancándolo en primera y manteniéndolo en movimiento, pero si te detienes, el motor se detendrá y tendrás que arrancar de nuevo.

También Puedes Leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies! Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Estás de acuerdo? Leer Más...