Síntomas Del Desgaste De Los Cojinetes De Empuje Del Embrague

El embrague de un automóvil está compuesto por varios componentes que deben funcionar en tándem para que el conjunto del embrague funcione correctamente. En este post aprenderás cuáles son los síntomas de desgaste de los cojinetes de empuje del embrague.

El conjunto del embrague es el enlace directo entre el motor y la transmisión y es responsable de transferir la potencia a las ruedas traseras del vehículo. Como tal, problemas como un cojinete de empuje de embrague desgastado pueden producir síntomas pronunciados que indican que se requiere servicio.

Desgaste de los cojinetes de empuje del embrague: Signos y síntomas

Señales Del Deterioro De Los Cojinetes De Empuje Del Embrague.
Señales Del Deterioro De Los Cojinetes De Empuje Del Embrague.

Los signos de desgaste de los cojinetes de empuje del embrague pueden ser detectados de la siguiente manera:

1. Ruido

Los rodamientos de empuje corroídos aumentan de amplitud entre sus rodillos. Esto permite que el rodamiento se mueva excesivamente en su asiento, lo que puede dar lugar a ruidos de traqueteo, chillidos o gruñidos procedentes de la transmisión. Tales ruidos o sonidos suelen ser más visibles cuando se presiona el pedal del embrague para soltar el embrague.

2. Vibración/Pulsación del pedal

Cuando se logra sentir vibración en tanto se pisa el pedal del embrague, esto podría indicar que el cojinete de empuje se encuentra desgastado. Mientras se pisa el pedal, el cojinete desgastado no puede distribuir uniformemente la carga sobre el plato de embrague, lo que provoca un contacto desigual con el plato de presión y la vibración o pulsación resultante se siente en el pedal.

3. Pegado del embrague

Los cojinetes de empuje podrían perder su lubricación con el tiempo a medida que se van desgastando. Esta falta de lubricación puede hacer que el rodamiento se mueva con rigidez o se atasque, dificultando el desenganche total del embrague durante el cambio de marchas.

Esto puede causar el rectificado directamente debido a la falta de lubricación en el cojinete, y el rectificado al intentar cambiar de marcha mientras el cojinete no está soltando completamente el embrague. El resultado final es la dificultad de conseguir que la transmisión cambie de marcha.

También Puedes Leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies! Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Estás de acuerdo? Leer Más...