Arreglar Problemas Del Sistema De Refrigeración Del Motor En Un Focus

El sistema de refrigeración del motor de tu Ford Focus desempeña un papel integral en el buen funcionamiento de tu coche. En esta ocasión te diremos la forma de arreglar problemas del sistema de refrigeración del motor en un Ford Focus.

Si cualquier aspecto del sistema de refrigeración del motor falla, entonces tu coche puede sobrecalentarse. Cuando esto sucede, tendrás que entrar en el modo de solución de problemas para diagnosticar y solucionar el problema.

Pasos para arreglar problemas del sistema de refrigeración del motor en un Ford Focus

Arreglar fallas del sistema de refrigeración del Focus
Arreglar fallas del sistema de refrigeración del Focus

Los pasos que debes seguir para solucionar las averías del sistema de refrigeración del motor en un Ford Focus son los siguientes:

  1. Determina si los niveles de refrigerante son bajos. Primero, encuentra el depósito de refrigerante. Hay una manguera que conecta la parte superior de la tapa del radiador con el depósito de refrigerante. El depósito de refrigerante de tu Ford Focus se encuentra en el lado del pasajero, junto al depósito de líquido limpiaparabrisas. Hay una marca "MIN" en el exterior del depósito. Si los niveles son bajos, añade refrigerante.

  1. Inspecciona la bomba de agua para estar seguro de que no tienes fugas. La bomba de agua es responsable de empujar el refrigerante a través del radiador y el motor.

  1. Mira el tapón del radiador. Tendrás que abrir el capó para verlo en la parte superior del radiador. Si el tapón está agrietado, sustitúyelo por uno nuevo.

  1. Comprueba que las mangueras del radiador no tienen fugas ni agujeros. Las mangueras del radiador defectuosas provocan fugas de refrigerante del motor y acaban provocando un sobrecalentamiento del mismo.

  1. Escucha el ventilador de refrigeración de tu coche, que se enciende cuando la temperatura del refrigerante sube a un punto determinado. Conduce tu coche de 1 a 20 minutos. Aparca el coche, abre el capó y mantén el motor en marcha. Podrás oír el ventilador de refrigeración. Si no lo oyes, significa que no funciona y que hay que cambiarlo.

  1. Abre el capó y busca y quita el tapón del radiador para saber si tu termostato está atascado. Arranca el motor y deja que el coche se caliente. Mira los niveles de refrigerante. Deberían bajar a medida que el coche se calienta. Si no cambian, lo más probable es que el termostato esté atascado. Es una buena idea sustituir el termostato cada 2 años para evitar que se atasque.

  1. Lava y limpia la parte delantera de tu radiador con una manguera de jardín y un cepillo. La suciedad y los residuos pueden quedar atrapados en los tubos del radiador, que son los encargados de hacer circular correctamente el refrigerante del motor. Si el refrigerante no puede circular, tu motor puede sobrecalentarse.

Consejos

Ya que sabes cómo arreglar problemas del sistema de refrigeración del motor en un Ford Focus, debes saber también que Ford recomienda utilizar el refrigerante de motor Motorcraft Premium Gold. Para que tu coche tenga la máxima eficiencia, la mezcla de agua y refrigerante debe ser 50/50. Pide a un mecánico que enjuague el sistema de refrigeración de tu auto con regularidad.

Advertencia

Desecha el refrigerante de motor usado de forma adecuada. Infórmate en el departamento de residuos de tu comunidad sobre cómo hacerlo. Asegúrate de que el motor está frío antes de quitar el tapón del refrigerante del motor.

También Puedes Leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies! Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Estás de acuerdo? Leer Más...