Cómo Conducir Con Un Mal Sensor De Oxígeno: Consejos Y Más

Los sensores de oxígeno automotriz determinan en tiempo real si la relación de combustible del aire del motor de tu vehículo es baja o alta. Hacen posibles las inyecciones electrónicas de combustible y el control de emisiones. Los sensores típicamente duran de 30,000 millas a más de 100,000 millas. Si deseas saber si se puede conducir con un mal sensor de oxígeno sigue leyendo.

Conducir con una sonda lambda mala o un sensor de O2 malo es como evitar ir al dentista. Ya que causarás daños a tu auto, de la misma manera que causarías daño a tus dientes si evitaras al dentista. El único problema es cuánto daño estás dispuesto a soportar antes de reemplazar el sensor de oxígeno.

Cómo conducir con un mal sensor de oxígeno

Cómo Conducir Con Un Mal Sensor De Oxígeno
Cómo Conducir Con Un Mal Sensor De Oxígeno

Aquí hay una serie de recomendaciones y consejos que evitarán un peor daño en la sonda lambda o el sensor de oxígeno. Sigue los pasos como están a continuación:

  1. Maneja con un límite de velocidad en todo momento. No aceleres. El kilometraje de la gasolina y el catalizador ya están en peligro debido al mal funcionamiento del sensor de oxígeno. Cuanto más duro conduzcas, más daño le causará a tu catalizador.
  1. Acelera lentamente. Golpear el acelerador para lograr una aceleración rápida exacerbará cualquier daño que se le hagas a tu vehículo.
  1. Frena con frecuencia. De nuevo, cuanto más lento conduzca, mejor. Deja por lo menos de tres a cinco segundos de tiempo entre tu coche el vehículo que tienes enfrente.
  1. Planifica tus viajes antes de salir de tu casa. Si planificas con anticipación, evitarás retroceder y conducir innecesariamente.
  1. Limita la conducción tanto como sea posible. Si puedes esperar para enviar esa carta a tu abuela, espera. Si puedes caminar a cualquier lugar al que necesites ir, hazlo. Caminar es un buen ejercicio y limitará el desgaste de tu auto.

Bien, estos fueron los consejos acerca de cómo debes conducir con un mal sensor de oxígeno o una sonda lambda en mal estado. Recuerda que a pesar de todo es mala idea manejar con un mal sensor de oxígeno.

¡Compártelo En Las Redes Sociales Que Quieras!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *