Cómo Solucionar Los Problemas De Rendimiento En Un Toyota Corolla

El Corolla es una línea popular de coches compactos fabricados por Toyota; ha sido el carro más vendido en Japón todos los años menos dos desde 1969. Además es muy famoso en todo el mundo, siendo vendido en más de 140 países. Y en esta ocasión te diremos cómo solucionar los problemas de rendimiento en un Toyota Corolla.

El Corolla es el coche más vendido de todos los tiempos y muchas modificaciones son posibles para personalizar tu Toyota Corolla y que sea más eficiente.

Solucionar los problemas de rendimiento en un Toyota Corolla

Por qué mi Toyota Corolla no tiene fuerza
Corolla 2011- 2013

El Toyota Corolla ha sido un automóvil muy popular entre los propietarios que buscan una forma práctica y eficiente de desplazarse.

Aunque el Corolla tiene un gran rendimiento de gasolina y es un medio de transporte muy confiable, solo a excepción de varias versiones de rendimiento como el Corolla FX-16, la aceleración y el rendimiento nunca han sido el punto fuerte de este modelo. Hay varias maneras de hacer un Corolla más rápido.

Las modificaciones que puedes hacer para solucionar los problemas de rendimiento en un Toyota Corolla son las siguientes:

1- Instala una toma de aire frío.

Como casi todos los carros, el Toyota Corolla posee una caja de aire restrictiva. Al cambiarla por una entrada de aire frío de flujo más libre, se entrega aire más frío y denso al motor, permitiéndole generar más potencia. El motor también va a sonar mejor.

2- Mejora el sistema de escape.

Puedes cambiar el escape de reserva de pequeño diámetro por un escape y silenciador de rendimiento de mayor diámetro. Estos están disponibles en varias tiendas de artículos automotrices.

3- Cambia el colector de escape.

Podrías sustituir el colector de escape de fundición y restrictivo por un cabezal tubular de flujo más libre. El cabezal tubular tiene pasajes internos más grandes y una construcción más suave que fomenta un flujo de aire más rápido de los gases de escape al salir del motor. Cuanto más rápido el motor pueda liberarse de los gases de escape gastados, más potencia podrá generar.

4- Instala un juego de poleas de transmisión.

También podrías instalar un juego de poleas de transmisión para accesorios como el alternador que son accionados por correas. Tales poleas son más ligeras que las de serie y liberan caballos de fuerza adicionales reduciendo la resistencia parásita que generan las pesadas piezas de serie.

5- Cambia el volante de madera por uno de rendimiento más ligero.

Un volante de aluminio ligero funciona según el mismo principio que la polea de tracción inferior, reduciendo la resistencia a la rotura. El volante de inercia de un Corolla es relativamente pesado, así que es mejor liberar las revoluciones y los caballos de fuerza con un volante de inercia ligero.

6- Instala un árbol de levas de mayor velocidad.

Las levas de alto rendimiento permiten que el motor se revolucione más y produzca más potencia gracias a una elevación y duración más extremas creadas por los lóbulos de los árboles de levas perfilados.

7- Turbo o sobrecarga el motor.

Esta es, de lejos, la mejor ruta a seguir si quieres ganar muchos caballos de fuerza. La inducción forzada es un método que hace que se fuerce más aire en el motor y termina con grandes ganancias de potencia. Además, un turbocompresor o supercompresor necesita ser instalado por un mecánico profesional para que se puedan tener resultados confiables.

¡Compártelo En Las Redes Sociales Que Quieras!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *