5 Síntomas De Un Sensor MAF Dañado O Defectuoso

El sensor de masa de flujo de aire de un vehículo (MAF), es un dispositivo que se encarga de medir la fluidez y la consistencia del aire que pasa hacia la cavidad de combustión. Además apoya a la computadora del vehículo a normalizar la correspondencia entre el aire y la gasolina. En esta ocasión estarás aprendiendo todo sobre los síntomas de un sensor MAF dañado o averiado, y como detectarlo a tiempo para evitar problemas mayores.

Los sensores de masa de flujo de aire de un coche son dispositivos críticos del rendimiento del motor, es por ello que si falla o si empieza a tener problemas, es un indicio que debe ser reemplazarlo de manera inmediata.

Síntomas de un sensor MAF dañado

Los síntomas de un sensor de flujo de masa de aire averiado son los siguientes:

1- Señal de luz para revisar el motor

El síntoma prematuro y más común de un MAF defectuoso o con problemas es la iluminación de la luz de control del motor que se activa en el panel de instrumentos. Varios tipos de inconvenientes consiguen causar que esta luz se prenda, es por ello que debes examinar la computadora de tu automóvil para notar si la luz corresponde o tiene alguna relación con el sensor MAF.

2- Observación de la computadora

Un mecánico de carros puede examinar la computadora de un vehículo a cambio de un costo, o tú mismo puede hacerlo usando un escáner digital de diagnóstico para automóviles. Es conveniente que sepas que los escáneres se encuentran disponibles en la mayoría de las tiendas de autopartes, y aunque todos funcionan de una forma un poco diferente, generalmente están diseñados para conectarse al puerto de diagnóstico OBD-II del automóvil para que puedan leer los datos de la computadora.

Luego del escaneo, el escáner va a mostrarte uno o varios códigos alfanuméricos, los cuales pueden ser consultados en un libro de referencia que viene con el escáner, eso si el escáner es uno de aquellos que no muestran un resumen del código en la pantalla. Si realizas esta acción y los códigos del escáner se refieren a un sensor MAF que funciona mal, necesitarás hacer que el MAF sea examinado y probablemente deberás cambiarlo.

Debes saber que los sensores MAF en raras ocasiones se logran arreglar, ya que usualmente es más beneficioso cambiarlos dado los costos.

Te podría interesar: Cómo Reparar Correctamente Un Sensor MAF

3- Desempeño del motor

Ya que a que el sensor MAF es esencial para lograr un mantenimiento en el equilibrio adecuado de aire y combustible en el interior del motor, los problemas de un sensor MAF dañado pueden generar una serie de dificultades en el debido funcionamiento del motor. Estos pueden incluir bajo consumo de gasolina, temblores, atascos o golpes. Otros inconvenientes usuales de los vehículos también pudieran ocasionar estos síntomas, por lo que no muestran específicamente problemas por un sensor MAF dañado. No obstante, los síntomas de un mal desempeño pueden aparecer, antes de que el sensor MAF falle hasta el punto de que se encienda la luz de revisión del motor en breve.

4- Acumulación de partículas

A veces el sensor MAF comienza a funcionar de manera erróneas ya que se puede encontrar con suciedad, no obstante el aire que pasa por medio del sensor es filtrado, las partículas minúsculas continúan pasando y se amontonan en el sensor. La mayoría de las veces, tal acopio de partículas no será lo significativa como para lograr causar problemas al sensor MAF, aunque una acumulación rígida puede generar una interrupción. En estas circunstancias, es posible que puedas restituir el funcionamiento total del sensor MAF quitándolo y limpiándolo.

Puedes leer: Los Pasos Para La Limpieza De Un Sensor MAF

5- Prueba de limpieza

El sensor MAF se encuentra ubicado en la caja del filtro de aire del automóvil y se enlaza a la computadora con un equipo de cables. Si retiras los pernos de montaje y el juego de cables, puedes retirar toda la módulo del caudalímetro y abrirla para que se vea el sensor. El sensor MAF es un dispositivo pequeño que tiene y exhibe dos cables; los cables generalmente se calientan cuando el carro está en movimiento, y el sensor calcula la cantidad de aire mostrando la precipitación con que el flujo de aire refrigera el calor de los cables.

Bañar los alambres con un limpiador se sensores MAF o un simple limpiador de contactos electrónicos y dejar que el sensor se seque al aire libre es la mejor forma de asear este sensible instrumento. Ya una vez seco, puedes ubicar nuevamente el sensor en su sitio y el auto puede arrancar una vez más. Si se restablece el rendimiento del motor o se apaga la luz de chequeo del motor, es probable que el senador MAF estuviese dando síntomas de estar sucio y no dañado.

Signos de un mal sensor MAF
Signos de un mal sensor MAF
También Puedes Leer:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *