Síntomas De Un Cable De Embrague Dañado: Consejo Y Soluciones!

El sistema de embrague de tu vehículo cambia de marcha (velocidad) sin dañar el motor. Hay varios componentes del sistema de embrague, como el cable de embrague, que lo mantienen funcionando correctamente. Descubre los síntomas de un cable de embrague dañado o deteriorado.

El cable de embrague desengancha los discos de embrague cuando se pisa el pedal de embrague, permitiendo que las marchas cambien suavemente.

Cable de embrague dañado

Si el cable del embrague se estira o se rompe, no funcionará correctamente y se desarrollarán varios síntomas. Los síntomas o signos de un cable de embrague malo o dañado son los siguientes:

Señales De Un Cable De Embrague Malo.
Señales De Un Cable De Embrague Malo.

1. Pedal duro

Un cable de embrague defectuoso puede causar inmovilidad en el pedal de embrague. El pedal a menudo se siente rígido y resiste la depresión; y si se aplica demasiada presión a un pedal resistente, el cable del embrague a menudo se rompe, haciendo que el pedal se pegue al piso. Si esto sucede, el pedal no volverá a su posición normal y debe ser reemplazado.

2. Deslizamiento

Un embrague que con frecuencia se sale del engranaje puede indicar un problema con el cable del embrague. Básicamente, el deslizamiento es cuando el engranaje se desliza a otra posición de engranaje. Por ejemplo, tu vehículo puede empezar a moverse, aunque el cambio de marchas esté en posición de estacionamiento, porque el embrague se movió por sí solo.

El deslizamiento ocurre principalmente cuando un motor está sobrecargado, como cuando se conduce cuesta arriba o cuando se acelera a altas velocidades.

3. Sin cambios

Un cable de embrague roto o estirado puede causar síntomas que se asemejan a los de otros problemas de embrague, en particular una falla completa del embrague. El embrague a menudo deja de funcionar por completo, haciendo que el vehículo permanezca inmóvil cuando se cambia de marcha.

4. Otros síntomas

Un cable de embrague con fugas es una señal definitiva de un problema, e inspeccionar el cable indicará si hay fugas. Las fugas pueden ocurrir si el cable del embrague se rompe o se suelta; y si este último es el problema, la reconexión del cable lo solucionará. Además, cuando el cable del embrague no regula los discos de embrague, el vehículo a menudo se sacude hacia adelante o se sacude cuando se arranca el motor.

¡Compártelo En Las Redes Sociales Que Quieras!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *